lunes, 21 de febrero de 2011

Miguel Ángel Vivas presenta Secuestrados, un film sobre un secuestro express centrado en el miedo y la violencia.

La cinta del director sevillano ha arrasado en festivales internacionales y llegará este viernes a las pantallas. 

Miguel Ángel Vivas, director de Reflejos, presentó ayer en los Cines Verdi Park de Barcelona su película Secuestrados, un film que narra el asalto de una banda del Este a la casa de una familia de clase media recién trasladada. Presentada en el pasado Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges y producida por Vaca Films, responsable de Celda 211, Secuestrados se estrena este viernes, 25 de febrero.

Spot de TV.

Según Vaca Films, el tema de la película es el terror, el miedo absoluto y la violencia que lo genera. Su director asegura que su intención con esta película era retratar una situación inevitable e indagar en los miedos y situaciones límite, pero no abordar temas políticos y sociales como la inseguridad ciudadana. Comenta que "desde hace algún tiempo me viene interesando hablar sobre este tema pero no quería enfrentarme a él pero no quería enfrentarme a él con un proyecto de ficción convencional en formato thriller. Lo que realmente me atrae es el verdadero terror a lo desconocido que esta situación provoca. La profanación del hogar, de lo sagrado". Con esta película rinde tributo a Alfred Hitchcock, John Casavettes y Brian de Palma y a películas del género como Los extraños, La habitación del pánico o Funny games.

El filme aborda los secuestros desde el punto de vista de la violencia. Vivas comenta que “Este tipo de asaltos son muy violentos y me pareció mal hablar de ellos desde la perspectiva más convencional de thriller, así que preferí ser sincero y enseñarla tal y como es, seca y sin aires de espectáculo, aunque sabía que a mucha gente no le iba a hacer gracia. Me achacan de haber hecho una película con violencia gratuita pero a mi parecer la violencia siempre será gratuita, ya que no hay manera de justificarla".

La cinta ha sido rodada mediante planos secuencia y con acciones paralelas mostradas mediante doble cámara. Se pretende así trasladar al cine los recursos del documental y el directo. Contó con un bajo presupuesto, 600.000 €; y arriesgando el sueldo a los posibles ingresos, recibiendo tan solo una exhigua subvención de la Xunta de Galicia que solo cubría un tercio del presupuesto. Tampoco obtuvo financiación estatal por incumplir requisitos de plazos ni financiación televisiva, por ser demasiado violetna para reunir audiencias masivas.
Cartel de la película.

El tiempo del rodaje también fue corto, tan solo dos semanas trabajando día y noche. Si embargo, ha tenido éxito. Tras su paso por diversos festivales, ha sido vendida a 40 países. Ha obtenido el premio del Fantastic Fest de Austin (Texas) y fue bien recibida en Sitges, donde fue presentada. Ahora, irá también al Festival de Cine de Oporto (Fantasporto) de este año, junto a La sombra prohibida, de José Luis y Exorcismus, de Manuel Carballo, donde competirán en la sección de cine fantástico junto a otros 16 filmes.

Fuentes: Qué!, ABC, El correo gallego, La información, Aullidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario